Ponferrada habilitará de forma experimental una amplia zona de circulación libre para las mascotas

El Ayuntamiento también renovará en profundidad las zonas caninas de La Rosaleda y del parque del Temple

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón,  el concejal responsable de Salubridad Animal, Jesús López, y la concejala de Turismo, Concepción de Vega, mantuvieron una reunión con representantes de la Asociación de Propietarios y Amigos de los Perros de Ponferrada  para analizar las medidas que el Ayuntamiento está implantando con el fin de mejorar la movilidad y condiciones de vida de las mascotas en los espacios públicos de Ponferrada y reforzar la oferta de Ponferrada como destino turístico recomendado para viajar con mascotas (Ponferrada Dog Friendly).

En esta línea, el alcalde expuso a los interlocutores de la asociación la iniciativa piloto que consiste en habilitar una amplia zona en la que las mascotas puedan pasear con total libertad acompañadas de sus propietarios. Se trata de una zona de unos 14.000 metros cuadrados situada en la margen izquierda del paseo del río, entre los puentes Celso López Gavela (Faraones) y Cubelos en la que, pasados unos meses, se analizarán los resultados con el objetivo de estudiar las interacciones de los perros en libertad con las personas y, si no afectan a la convivencia, apurar las posibilidades de ampliación de espacios de este tipo de tránsito libre para las mascotas.

Por otro lado, el alcalde informó a los representantes de la asociación del proyecto de renovación de la zona de esparcimiento para perros ubicada en La Rosaleda, en las proximidades del Auditorio. Se trata de una actuación en un espacio de unos 3.000 metros cuadrados que ahora se encuentra bastante degradado. Asimismo, en este parque de mascotas se colocará un nuevo sumidero para la fuente de agua.

El Ayuntamiento también acometerá una importante actuación consistente en el acondicionamiento integral de la zona canina del parque del Temple, en la que se colocará una nueva valla perimetral y se instalarán elementos de juego apropiados para mascotas.

Por último, el Ayuntamiento propuso a los miembros de la asociación la construcción de una nueva zona perimetrada de gran extensión para mascotas en el entorno de la residencia de ancianos de Flores del Sil. Sin embargo, esta propuesta fue rechazada por la asociación.

En todo caso, se trata de la primera acción planificada en Ponferrada para mejorar la convivencia entre las personas que poseen mascotas y sus animales y las personas que no tienen mascotas y que a veces sufren los inconvenientes de la carencia que esta ciudad tiene de infraestructuras aptas para el uso y el esparcimiento de las mascotas.