El proyecto “Lucha contra la soledad no deseada” traza un perfil antropológico con ocho variables en el municipio de Ponferrada

Este miércoles se presentó el perfil antropológico del fenómeno en el municipio, identificado con ocho variables, del proyecto de lucha contra la soledad no deseada. De esas ocho variables, destaca la tristeza como principal factor de riesgo. Según explicó el concejal responsable del programa, Pedro Muñoz y los responsables de la iniciativa esperan poder poner en marcha una “intervención social con enfoque personal” desde una estructura similar a la de una Concejalía, que abordará el “principal problema de la ciudad”. El estudio parte de 1.300 encuestas personalizadas e identificó otras variables que influyen en el sentimiento de soledad: problemas de salud, el uso de la televisión como acompañamiento, la insatisfacción con las relaciones afectivas, la preferencia por vivir acompañado, el bajo nivel de estudios, la falta de uso de redes sociales y la negativa a salir de casa para visitar a familiares y amigos.

Este equipo de personas está formado por psicólogos, trabajadores sociales, educadores familiares y enfermeras. El equipo trabajará en el diseño de herramientas para que estas personas puedan dar la vuelta a su situación basándose en los resultados de estos datos. Con este programa se pretende abarcar a todos los sectores de población, especialmente a personas discapacitadas, los dependientes y sus cuidadores, las personas mayores, los enfermos y los jóvenes en riesgo de exclusión. Muñoz anunció que Ponferrada acogerá “en poco tiempo” un congreso nacional sobre la soledad y destacó que las personas responsables de este proyecto ya llevan tiempo participando en diferentes encuentros específicos.